LIRIO / Iris germanica

Llega la primavera y crecen las flores, entre ellas el lirio, presente en los jardines del Alcázar en sus variantes blanco y morado. Su peculiar composición atrae además nuevos viajeros a los jardines, y es que los lirios son una tentación para los insectos, que se adentran en busca de néctar en su interior, especialmente diseñado en forma de espiral para que sus huéspedes se embadurnen de polen y lo lleven así a otra flor.

Muy apreciado en jardinería ya en la Antigüedad, el lirio recibe el nombre científico Iris en honor a la diosa griega mensajera del Olimpo, quien a través del arco iris transmite calma tras la tormenta a los mortales. Los lirios son así frecuentes desde al menos la época romana, sin embargo son los musulmanes los que han extendido su cultivo por el Mediterráneo: en el género poético andalusí sobre jardines que se conoció como rawdiyyat -de rawd, “jardines” en árabe-, el lirio azul es habitualmente comparado con una turquesa y su color, semejante al cielo, era considerado superior al blanco de su hermana la azucena, llamada en al-Andalus sawsan. Esto se debe a que, además de por su interés ornamental, el lirio gozó de gran fortuna simbólica en al-Ándalus.

Flor emblemática en muchos estados europeos, en Francia la flor de lis, que no es sino un lirio estilizado, es su emblema heráldico; en Florencia es el lirio blanco, natural de la ciudad italiana, en cuyas murallas se dice que florece. Por lo demás, las flores de lis de cinco puntas que adornan los mocárabes de la Sala de las Dos Hermanas de la Alhambra, mandada construir por el sultán nazarí Mohamed V, se dice que pueden hacer referencia a Pedro I, rey con el que el granadino mantuvo buenas relaciones, hasta el punto de intercambiarse entre ellos mano de obra artesana y estilos artísticos, y al que se deben la mayor parte de los palacios medievales del Real Alcázar de Sevilla.

El lirio representa en fin el amor perdido, pues la diosa Iris tenía el cometido de guiar a los jóvenes fallecidos en su camino hacia la otra vida. En este sentido, el lirio para los musulmanes aparece asociado especialmente al culto a los muertos. Por todo ello, la presencia del lirio morado en los pasos en los que se representa la Pasión de Cristo durante la inminente Semana Santa bien puede entenderse como parte de esa tradición que, partiendo del mundo clásico y pasando por la cultura andalusí,  asociaba al lirio al sentimiento de aflicción. Un detalle más a tener en cuenta a la hora de observar el rico folklore de la fiesta de la Semana Santa andaluza.

*Si quieres saber dónde localizar los lirios y otras especies en los Jardines del Real Alcázar solo tienes que descargarte gratuitamente la aplicación de Nomad Garden, “Jardines del Alcázar”. ( https://play.google.com/store/apps/details?id=com.fortysevendeg.nomapgarden )

¡Esperamos que lo disfrutes!

Anuncios

Publicado por

Nomad Garden

Los jardines son espacios de diálogo entre la Sociedad y la Naturaleza, laboratorios donde se vinculan las potencialidades de las plantas con los deseos humanos. La aspiración de Nomad Garden es celebrar y fomentar dichas alianzas desarrollando herramientas contemporáneas que las pongan en valor. Gardens are spaces of dialogue between the Society and Nature, laboratories where are linked the potential of plants with the human desires. The aspiration of Nomad Garden is to celebrate and promote such partnerships developing contemporary tools that give to them their value.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s