PALMERA DATILERA / Phoenix dactylifera

Existen en el Alcázar de Sevilla cinco especies de palmeras que con sus diferentes alturas y tamaños le dan a estos jardines gran riqueza compositiva. Para comenzar hemos escogido la palmera datilera, ya que según estudios arqueológicos, fue la primera en llegar. Unos dicen que el nombre genérico Phoenix se debe a que las palmeras datileras conocidas por los clásicos procedían de Siria, país de los fenicios; otros que en griego significa rojo oscuro, lo que aludiría al color de sus frutos maduros; en cualquier caso ese era el nombre latino de la palmera.

La palmera, procedente de África y Oriente Medio, gracias a la armónica disposición de sus hojas, semejantes a rayos, ha sido asociada desde tiempos antiguos al mito del Sol, evocando imágenes de gloria y de inmortalidad para civilizaciones antiguas como la egipcia o la romana. Imagen a su vez del oasis, es una planta que ha constituido un elemento fundamental en la cultura y economía musulmanas: el dátil proporciona alimento, de las hojas se obtienen fibras para la construcción y trabajos de cordelería, y la savia proporciona un líquido azucarado, la miel de palma, muy estimada por los habitantes del desierto.

En las descripciones coránicas del Paraíso aparece, de hecho, la palmera formando parte de él. Abd al-Rahman, emir independiente de al-Andalus, como si esta tierra fuera un nuevo paraíso, plantó en Córdoba la primera palmera en Occidente para no olvidar su patria de origen, Siria, donde esta planta crecía con naturalidad. Los árabes en España cultivaron desde entonces ampliamente la palmera, de lo cual son testimonio grandes palmerales como el de Elche, que plantados en filas a modo de separación entre los huertos han servido durante siglos como sistemas naturales para el ahorro y control del agua de riego.

El análisis polínico del patio de la Casa de Contratación de Sevilla, cuyos resultados recoge Rafael Manzano, señala más de algún indicio de restos de polen de palmera datilera, por lo que puede que ya fuera frecuente el cultivo ornamental de esta planta en época islámica, desmintiendo así la teoría que sugiere su presencia en el Alcázar como resultado de la moda romántica orientalista de la segunda mitad del siglo XIX, iniciada por los duques de Montpensier. Por contra, sí se asocia a esta tendencia la llegada de la palmera canaria, especie que sufre hoy día con alto impacto la agresión del nuevo jardinero del siglo XXI, el picudo rojo; de ésta y otras historias os hablaremos con más detenimiento en otra ocasión.

Anuncios

Publicado por

Nomad Garden

Los jardines son espacios de diálogo entre la Sociedad y la Naturaleza, laboratorios donde se vinculan las potencialidades de las plantas con los deseos humanos. La aspiración de Nomad Garden es celebrar y fomentar dichas alianzas desarrollando herramientas contemporáneas que las pongan en valor. Gardens are spaces of dialogue between the Society and Nature, laboratories where are linked the potential of plants with the human desires. The aspiration of Nomad Garden is to celebrate and promote such partnerships developing contemporary tools that give to them their value.

Un comentario sobre “PALMERA DATILERA / Phoenix dactylifera”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s